El crecimiento y desarrollo infantil está mediado por una serie de estímulos nutricionales, visuales y cognitivos, que requieren el acompañamiento del adulto para brindar al niño un mejor aprendizaje, adaptación ambiental y buen rendimiento académico; mantener niños saludable es posible cuando se estructuran estrategias nutricionales y estímulos que permitan su buen desarrollo.

Niños inquietos e hiperactivos

El trastorno por déficit de atención aparece desde edades tempranas, obedece a una alteración del sistema nervioso central, afecta la atención, aumenta la impulsividad. No todos los niños son hiperactivos, pero, sí hay estímulos tecnológicos y alimenticios (azúcar) que generan reactividad. Brindar apoyo con moduladores emocionales como Impatiens, Chamomilla y Aconitum, mantiene a los niños más relajados y tranquilos, ayudarles con Stramonium para miedos y traumas

Crecimiento y desarrollo infantil

Garantizar un buen crecimiento y desarrollo infantil, está sujeto a factores nutricionales, ambientales y hereditarios, un buen crecimiento, apetito, rendimiento académico , aprendizaje, depende en gran porcentaje de los hábitos y nutrientes que suministremos, el aporte de calcáreas y minerales ayudan a estimular el desarrollo óseo para la talla del niño, mejora su rendimiento mental y estimula su apetito. Ciertas esencias florales y homeopatía, fortalecen el sistema inmunológico para cambios ambientales.

    Productos relacionados