fbpx

Hemorroides dolorosas

2 Nov

Hemorroides dolorosas

Las hemorroides son dilataciones venosas en el ano y el recto, parecidas a las várices, se perciben al tacto como protuberancias, entre los factores agravantes se encuentra el estreñimiento, esfuerzo en la defecación, poco consumo de fibra, mucho tiempo sentado, embarazo, obesidad, sedentarismo entre otros, suele haber picor, escozor, dolor y sangrado, el 50% de la población ha desarrollado algún tipo de hemorroides durante su vida, no le sucede a los demás animales, lo que sugiere que los hábitos son definitivos en el desarrollo de esta enfermedad, siga las siguientes instrucciones para evitar la aparición y/o complicaciones:

Corrija el estreñimiento sin laxantes:
En lo primero que debe ocuparse es hacer una evacuación diaria sin dificultad, las heces deben estar blandas e hidratadas, la evacuación debe ser sin pujo, y sus intestinos deben estar limpios, consuma fibra y agua diariamente, no laxantes, preferiblemente fibra de avena, psyllium, probióticos, glucomanana y buenas porciones de frutas en la mañana, evite fibras que generen gases como boldo, sen, salvado de trigo, pueden generar inflamación y diarrea, lo que puede agravar los síntomas de  las hemorroides.

Reduzca el consumo de grasas y carnes rojas: Las grasas saturadas aumenta la inflamación y desordenan el metabolismo, las carnes rojas y embutidos son difíciles de digerir para el tracto digestivo y pueden durar hasta 72 horas para evacuarse, mientras que la digestión de las frutas y verduras sucede en 15 minutos, no es necesario volverse vegetariano, pero si controle el consumo de este tipo de alimentos, reduzca su frecuencia durante la semana.

 

Para las hemorroides es mejor el agua caliente que la fría: Un baño diario de 15 minutos con agua caliente es de gran ayuda, no utilice jabón en barra, es preferible un jabón líquido de aloe o caléndula para la higiene del área, las abuelas recomiendan los baños de asiento, llene una tina redonda con agua caliente con flores de caléndula y siéntese por espacios de 15 minutos para mejorar la circulación venosas y reducir los molestos síntomas de las hemorroides.

 

Desinflame, cicatrice y regenere el área afectada: Existen muchas cremas con anestésicos que pueden reducir el dolor de las hemorroides, pero suelen tener un efecto temporal, después de la higiene y del secado de la zona afectada aplique una crema con caléndula, Triticum (trigo) y probióticos, utilice un aplicador y preferiblemente con la ayuda de una persona deje una cantidad que cubra la parte externa y otra porción en la parte interna del ano, relájese por unos minutos boca arriba y deje actuar el producto, esta aplicación debe ser diaria por 7 días, conjuntamente con las recomendaciones anteriores.