fbpx

El estrés baja tus defensas

El Estrés es la respuesta orgánica cuando nos exponemos a un agresor externo, sin embargo, cuando tenemos un estrés crónico, como lo es, la preocupación o miedo por el contagio del virus, nuestro cuerpo libera adrenalina y cortisol permanentemente, generando consecuencias delicadas cómo:

1. Neuroinflamación: El estrés crónico altera en el cerebro las células de la glia, lo cual afecta procesos neuroquímicos, generando lentitud mental, dificultad para concentrarse, pérdida de la atención, trastornos del estado de ánimo, depresión y ansiedad.

2. Liberación de Adrenalina y Cortisol: Cuando liberamos estas hormonas el cuerpo entra en estado de alerta, y puede ser importante como mecanismo de huida frente al riesgo, pero cuando es crónico, puede elevar la presión arterial, el azúcar en la sangre y consumir más energía. Debemos reducir los niveles de estrés haciendo un esquema natural que regule las emociones en las 3 etapas del día, la ansiedad en la mañana, la tristeza en la tarde y un sueño profundo en la noche.

3. Baja las Defensas: El estrés y miedo permanente genera una alteración multi sistémica a causa de la alteración neuroquímica y la liberación hormonal excesiva, el sistema inmunológico baja su capacidad de respuesta, por las órdenes que emite el cerebro, haciéndonos más vulnerables a enfermarnos por virus y bacterias. En estos estados de estrés debemos fortalecer las defensas consumiendo diariamente Calostro y Vitamina C, son estimulantes del sistema inmune.

4. Colon el Segundo Cerebro: El cerebro está conectado con el Colon a través del nervio vago, el colon tiene un paquete de inervaciones, con las que tiene sus propias emociones, es por esta razón, que cuando nos estresamos nos da cólicos, podemos tener diarrea, inflamación o incluso desarrollar un colon irritable. Se debe consumir probióticos y regular las emociones con esencias florales.

5. Dolor: La tensión por estrés se manifiesta también en músculos, causando rigidez, contracturas y neuralgias que repercuten con dolor en cuello, espalda y cefaleas tensionales o migrañas. La mejor forma de reducir la tensión muscular es consumir relajantes naturales que reduzcan la ansiedad, brinden soporte en la caída del estado de ánimo y garanticen un sueño profundo reparador. La implementación del Kit de la felicidad, reduce el estrés y garantiza un sueño profundo reparador.